El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú dio a conocer que mañana empieza el invierno y se prevén temperaturas mínimas de entre 13° C y 16° C.

Asimismo, en la sierra de Piura se prevén lluvias de ligera a moderada intensidad, mientras que en la costa las temperaturas caerán por debajo de lo normal, con tendencia a lloviznas, principalmente sobre las provincias Piura y Morropón.

Además, el Senamhi informó que, entre el sábado 18 y el domingo 19 de junio, se registró el descenso de la temperatura nocturna en la costa. Se espera niebla o neblina en la noche y primeras horas de la mañana, incremento de viento y brillo solar hacia el mediodía. Por otro lado, no se descarta la ocurrencia de lloviznas aisladas y de ligera intensidad en los distritos cercanos al litoral.

El sábado 18 de junio las temperaturas mínimas estuvieron entre 18°C y 19°C en Tumbes; entre 14°C y 16°C en Piura; entre 11°C y 15°C en La Libertad; entre 10°C y 14°C en Lambayeque, Áncash y Lima, y entre 7°C y 11°C en Ica y Arequipa.

Finalemente, el Senamhi pronosticó que este invierno en Perú será el más frío de los últimos 55 años.

“Nos encontramos a vísperas del inicio del invierno y con ello, la continuidad de las temperaturas bajas. Los valores son promedios aproximados”, dijo la especialista en hidrología del Senamhi, Ninel Dedios.

Perjudicados

Para Dedios, este descenso de temperatura ayudará a la floración del mango.

“A nivel agrícola, estas bajas temperaturas benefician en el desarrollo de algunas fases de la floración del mango, las variedades kent, edward, tommy, entre otras. En el cultivo de arroz, depende de la fecha de siembra: aquellos que sembraron a final de marzo o abril sí se verán afectados”, señaló.

En otro momento, dijo que en el Alto Piura puede verse afectado el banano, en relación a su tamaño. También el sector ganadero, debido a la seguía y a la baja temperatura, peor a la registrado en la costa.

“En el banano, probablemente, tengamos calibres bajos, un poco más pequeños en relación a su tamaño normal. En la ganadería puede haber problemas respiratorios en los animales y a esto se suma el déficit hídrico”, detalló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *